Blog del vibrante

O del que quiere vibrar.

 
 

Tranquilidad en tiempos de corona

Mira que da vueltas la vida, pero esto… esto sí que no me lo esperaba. Mientras escribo esta entrada mi casa está llena de voces, (por no decir gritos) ruidos, demandas, llantos, risas, de todo… Sinceramente es todo un reto brutal concentrarse para trabajar, estudiar, y ya no te digo para tener una eficiencia haciendo yoga o en meditación ¿Te suena, verdad? Pero tengo la esperanza de que vamos a salir fortalecidos de esto, si conseguimos no derrumbarnos. Luego está todo lo que pasa fuera de casa, eso ya es de ole… pero eso si que te lo sabes porque estamos hiperbombardeados, hiperestimulados, hiperhiperados y yo honestamente hipersuperada. Ya no asimilo más información y he decidido hacer todo lo que está en mis manos, y ya está a la vez que practicar cierto aislamiento mental. No llenarme la cabeza del resto. Todo lo que pasa en dentro y fuera de casa, todo, se ve a través de tus propios ojos. Lo más importante es cómo ves tú todo lo que ocurre, cómo reaccionas ante estas sensaciones extremas y megacontradictorias. El dolor que hay fuera frente a los actos heroicos, la desconexión física frente a la conexión emocional por zoom o WhatsApp, la tristeza profunda de la enfermedad de los tuyos, frente al nidito de arcoiris/locura en casa. Es un mareo de sensaciones que oscilan desde el agujero más profundo hasta una felicidad cálida. Mi hermana que es muy sabia me dijo el otro día. “No te puedes permitir caer en ningún agujero, tienes una responsabilidad enorme frente a tu familia y frente a muchas personas que cuentan contigo” y eso me hizo cambiar el chip. En un segundo mute de rol de víctima ahogada en el que me quería meter, a vamos pa’ lante, que no decaiga el ritmo. Y así estoy.

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ahimsa, la no-violencia

Hace unos días hice un curso de profundización en Ahimsa con Jose Carballal, un profesor español certificado por P. Jois que acabo de descubrir. Estoy maravillada con los maestros de yoga que hay en E

¿Me echas una mano? Suscríbete al Blog. Juntos nos iremos de viaje descubriendo los procesos hacia la iluminación. ¡Nos vemos el jueves que viene!