Blog del vibrante

Reflexiones

Vencer el miedo


Hay dos cosas que desde muy pequeña me han proporcionado el privilegio del autoanálisis. La primera es tener un carácter con perpetuo interés hacia lo de dentro, y la segunda es tener una madre gurú que me ha guiado en los complejos asuntos de la mente.


A lo largo de la vida vamos aprendiendo conceptos, y casi siempre parece que llegamos al fondo de ellos, pero la mayor parte de las veces hay más. Uno de mis temas de moda en este momento es el miedo “Vuelve el concepto de miedo al Corte Inglés, compréndelo durante todo el Otoño en tu esterilla y fuera de ella” jajaja. Sabemos que el miedo es una de las principales causas del estancamiento. Seguro que has experimentado miedo en numerosas ocasiones y entendido que por su causa no has actuado como te hubiera gustado.


Este concepto está en todas partes, en cualquier muro, citas, consejos: “El miedo es natural en el prudente, y el saberlo vencer es ser valiente.”; "Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.”; “El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar.” etc… Incluso las grandes marcas te animan a que el miedo no sea un obstáculo “just do it”. Bueno pues todo esto está muy bien, pero una cosa es saber la teoría; otra cosa es incorporarlo en tu día a día y seguir el consejo; y una mayor comprensión es la que viene acompañada durante mi práctica de Ashtanga Yoga, o al menos sabe muy diferente a las anteriores.


Me resulta muy difícil explicar el por qué ya que más que palabras, se trata de una sensación. Se trata de una incorporación al ser, de claridad. Se trata de practicar el miedo en la esterilla, afrontar posturas y ver cómo fracaso una y otra vez. De sentir el miedo y su reacción física en mi cuerpo. Mientras vivo el proceso, lo entiendo y lo practico hasta que llega el punto en que lo supero, y la preciosidad de la asana (la forma física de la postura de yoga) es sólo un reflejo de la libertad mental que en ese momento estoy experimentando. Y así supero uno de los miedos. Pero lo más increíble de todo, es que todo ese esfuerzo y toda esa lucha tiene una causa mayor. Esa causa mayor es la creación de un patrón mental en el que luchas y luchas y fracasas, pero sigues luchando y vences. Y cuantas más veces pasas por el dolorosos proceso, menos doloroso se hace y mayor capacidad tienes de afrontar mayores batallas. Vas profundizando y profundizando más y más hacia tu libertad, hacia tu felicidad.



¿Me echas una mano? Suscríbete al Blog. ¡Ya somos 70! Juntos nos iremos de viaje cada semana y juntos seguiremos descubriendo los procesos hacia la liberación.


Además, si quieres practicar echa un vistazo a nuestras clases de yoga en beatrizmoroYOGA.com Tenemos clases de yoga en directo casi todos los días, y también grabadas para que practiques cuando tú quieras.


Namaste.



29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo